Mujeres detrás de la cámara

Alice Guy–Blaché fue la primera directora de cine, pero también la primera persona que dirigió cine. Fue pionera del cine narrativo y se implicó en la realización de más de 600 películas, sin embargo ¿cuántas personas la conocen? Ni siquiera el ser pionera le garantizó hacer Historia. Por lo tanto, primera lección, para que un trabajo pueda ser justamente valorado es necesario que sea suficientemente difundido.Con esta exposición de mujeres cineastas, que se puede visitar en la biblioteca de Bidebarriea, tratamos de hacer visible lo invisible, visualizar la presencia de estas mujeres en la historia del cine. Conocer a las mujeres que estuvieron, están y estarán contando historias que nos permitieron, permiten y permitirán conocer la realidad, y también soñar (¡cine al fin!).

Se trata de poner en valor a las distintas mujeres y difundir sus trayectorias cinematográficas, mujeres que con muchísimo esfuerzo han contribuido y siguen haciéndolo, a ofrecer otras perspectivas, esenciales en el discurrir de una sociedad más justa y más igualitaria.

Desmitificar un campo de trabajo y del arte del cual las mujeres se han sentido a menudo, y con razón, excluidas. Restablecer injusticias en el caso de muchas de ellas y animar a otras a mostrar a través de la cámara muchas más visiones del mundo (incluyendo personajes femeninos “positivos” con los cuales poder identificarse), una diversidad que a todas y todos nos enriquezca e ir acortando la distancia que aún hoy nos separa a unos y otras.

No son solo películas de mujeres, sino hechas por mujeres.